Cartas de un Padre a sus Hijos

Descubre en este artículo nuestros modelos de cartas de un padre a sus hijos para descargar y editar gratis. Perfecto para inspirarte y expresar tus sentimientos a tus hijos.

La posibilidad de escribir una carta de un padre a sus hijos es una herramienta hermosa que puede tener un gran significado para ellos.

A veces como padre, puedes ignorar tu lado sensible, ese lado que ama profundamente a sus hijos pero que, debido al rol que tienes en tu hogar, debes dejar a un lado. A pesar de que ese carácter fuerte sea el que más demuestras, exponer tus sentimientos ante tus hijos es muy importante, aunque pueda resultarte un poco complicado.

Por esta razón, aquí tienes diferentes ejemplos de cartas para descargar gratis en Word para que te inspires o para que las adaptes a las condiciones de tu familia.

Ejemplos de cartas de un padre a sus hijos

El amor de un padre hacia sus hijos es insondable. Cada familia tiene dinámicas distintas, con estrategias de crianza y enfoques diferentes, pero todo lo que puede significar una carta de un padre a sus hijos hace que el amor se convierta casi en una medida universal.

Carta de un padre a su hijo

[Fecha]

Querido [Nombre de tu hijo]:

Cuando supe que tendría la dicha de ser el padre de un varón, comprendí que quería ser un apoyo y no una simple figura de autoridad en tu vida.

Teniendo ese norte, desde que naciste empecé a buscar todas las formas posibles para hacerte sentir cómodo, confiado y con la seguridad de que siempre iba a estar para ti.

Supe que mi propósito estaba funcionando cuando decidiste contarme que tus amigos en el colegio estaban siendo malos contigo.

Aún recuerdo ese día como si hubiese sido ayer, tu mirada reflejaba tristeza, pero al mismo tiempo sabía que habías confiado en mí porque yo era algo más que un hombre que te regañaba cuando te equivocabas.

Después de eso, cada vez que decidías contarme que te sentías bien, que estabas teniendo problemas con tus clases de matemáticas o que debías recurrir a mí por un consejo de hombre, no te imaginas el orgullo que me hacías sentir.

Ser padre o, mejor dicho, ser tu padre, ha sido el proceso de crecimiento personal más gratificante que la vida me ha podido regalar.

Contigo aprendí que las felicidades y las satisfacciones que produce ser el padre de un hijo tan maravilloso como tú no tienen comparación ni la tendrán nunca con nada.

Por tanto, quiero que sepas que, aunque no te lo diga todos los días, estoy muy orgulloso de ti, del hombre que eres y de todos tus logros, pues, aunque tú seas el responsable de todo lo que has logrado en la vida, yo me siento orgulloso de haberte guiado cuando lo necesitabas.

Con mucho cariño,

Papá

Carta de un padre a su hija amada

[Fecha]

Amada [Nombre de tu hija]:

Hoy quiero contarte algunos secretos que considero fundamentales para ti pero que aún no consigo como decírtelos cara a cara.

Cada día que pasa siento que creces más, con mayor seguridad en ti misma y, sobre todo, que cada día tu hermosa personalidad toma más fuerza.

Y como ya estas creciendo, quiero recordarte que, aunque a veces la vida te ponga pruebas difíciles, tú tienes todo lo que una mujer necesita para conseguir lo que se proponga.

De la misma manera, quiero que nunca te olvides de tu esencia, de tus orígenes inocentes, llenos de amor y de esa forma tan maravillosa que tienes de hacerme feliz solo con tu sonrisa.

No quiero decirte que sueñes con ser una princesa, porque yo sé que tú eres capaz de vivir una vida llena de amor y felicidad sin estar en un cuento de hadas que al final del día, puede terminar siendo una burbuja.

Quiero que seas una mujer llena de metas, con un propósito de vida, fuera de los estigmas que existen sobre tu género.

Por tanto, el secreto que quiero compartirte hoy es que nunca dudes de tus capacidades y que no dejes de buscar tu pasión, aquello que te haga feliz, que te haga sentir plena y que, en el proceso, sepas que estas aportando algo para este mundo.

Con muchísimo amor, tu papá.

Carta de un padre a su hijo cuando sea viejo

[Fecha]

Querido [Nombre de tu hijo]:

Si estas siguiendo mis instrucciones, probablemente hoy sea tu cumpleaños número 55, si no lo es, por favor, guarda esta carta y hazle caso a tu padre (es broma. Un adulto como tú ya no tiene por qué obedecerme)

Ahora bien, decidí escribirte esta carta para cuando seas mayor porque no creo que yo pueda vivir tantos años como para decirte todo esto. Además, quiero que guardes esta carta como un recuerdo de mi legado.

Sin embargo, creo que aún eres muy joven como para entenderme, por eso quiero que esta carta sea al futuro. Para cuando ya seas un hombre.

Debo admitir que es un poco difícil hablarte desde el presente para tu futuro, porque no sé qué lecciones hayas aprendido en la vida, pero me apegaré a mi intuición.

Ya no quiero darte tantas explicaciones, así que, lo que quiero decirte es que, por favor, nunca, en ninguna circunstancia, olvides a tu niño interior.

Antes de que tú nacieras, había gestionado mi vida de una forma que no me enorgullece. Había casi suprimido todos los sentimientos en mí. Yo era solo racionalidad.

Un día, tu madre me contó que estaba embarazada y estuve casi 5 meses sin poder comprenderlo. Yo iba a traer un niño al mundo.

No tener el control sobre mi entorno era algo que no me permitía ni quiera dormir.

Siguieron pasando los meses hasta que naciste tú. Ese día, mi vida dio un giro de 180º. Algo en mí supo que ya no debía preocuparme más. Supe que mi mejor maestro ibas a ser tú.

Empezaste a crecer y cada día confirmaba más que tu vida era la responsable del sentido de la mía.

Con cada risa, con cada comentario inocente, con cada abrazo lleno de amor, yo comprendía más que mi niño interior había sido callado por mí.

Yo me había encargado de aniquilar mi esencia, y hoy, mi niño interno, que ahora tiene voz, quiere compartirte el mayor de los aprendizajes de mi vida.

Te ama,

[Tu nombre]

Carta de un padre a su hija(o) que se casa

[Fecha]

Amada [Nombre de tu hija]:

Cuando me contaste que tu boda ya era un hecho, no pude evitar recordar tu infancia.

Todos esos momentos en donde tu gracia hizo que tu madre y yo nos sintiéramos plenos no podría cambiarlos ni por la mayor riqueza del mundo.

Desde que naciste, supe que ibas a ser una mujer extraordinaria. Por suerte, entre más pasan los años, más sigues sorprendiéndome con tu bondad.

Poco a poco, has madurado, te has hecho independiente y ahora, aunque yo aún no lo termine de asimilar, vas a casarte.

Sigo sin poder recordar el momento en el que te hiciste toda una mujer. No puedo distinguir el día en el que dejaste de ser mi pequeña bebé, pero si te soy sincero, me llena de orgullo saber que vas a estar con una persona que ha demostrado merecerse todo tu amor.

En este momento, solo quiero darte un consejo: no permitas que nada en el mundo destruya tu esencia. No olvides que cuando el día se acaba, lo único que tienes es a ti misma y a veces, cuando los años pasan, el trabajo o distintas circunstancias de la vida, hacen que nos perdamos en nosotros mismos.

El amor de pareja ha sido, para mí, un regalo hermoso de la vida, una de las mejores experiencias que he podido vivir, además que gracias a mi matrimonio te tengo a ti.

Por tanto, espero que tú puedas vivir lo mismo, incluso me gustaría que tu experiencia sea mejor. Por eso, te recuerdo que el amor debe ser mutuo y sincero, porque de lo contrario, la vida empieza a tornarse gris, y tú, mi niña, te mereces una vida llena de amor y alegrías compartidas.

Felicidades por tu boda,

Te ama, tu papá.

ejemplos de cartas de un padre a sus hijos

Frases de un padre a sus hijos

Cuando supe que sería padre, pensé que yo debía enseñártelo todo, ahora sé que fuiste tú el que me permitió comprenderlo todo.

Aunque no te diga cuánto te amo todos los días, me esfuerzo por demostrártelo cada segundo.

Ser tu padre, ha sido, sin duda alguna, mi mejor aventura.

Cada día me esfuerzo más por ser uno de los recuerdos que atesoras en tu corazón.

Hoy quiero que sepas, hijo mío, que te amo, te apoyo y que confío en ti.

En mi juventud, siempre pensé que lo sabía todo  sobre el amor, después te conocí a ti y supe que nunca había tenido ni una idea sobre el amor verdadero.

Solo con pensar en quién eres me basta para sentir el pecho lleno de orgullo.

La posibilidad de verte riendo a mi lado me ha enseñado que no siempre los mejores momentos tienen que planificarse.

Hoy quiero que sepas, hijo mío, que te amo, te apoyo y que confío en ti.

3 tips para mejorar la relación entre padre e hijos

  1. Cuéntale a tu hijo sobre ti. Muchas veces, un niño o adolescente necesita saber que confías en él. Además, al decirles algunas de tus historias, puedes demostrarles que tú también fuiste joven y que pueden confiar en ti.
  2. Demuéstrale a tu hijo cuanto lo quieres. Con la velocidad de la vida y las ocupaciones del trabajo, es normal que a veces olvides decirle a tu hijo que lo amas, que lo apoyas o que estas orgulloso de él, pero es fundamental que de vez en cuando te tomes un momento y le recuerdes todo lo que significa para ti.
  3. Comparte momentos de diversión. No es necesario esperar a que estés de vacaciones para compartir con tu hijo. Puedes tomarte un par de horas a la semana para salir a dar un paseo, tener una cena especial en donde compartan en familia o una noche para ver una película con él.
10 - 5